DUENDES

Aunque Andalucía es una comunidad muy poco dada a los duendes, gnomos y demás elementales si tengo que decir que en la provincia de Cadiz se han dado casos de estos seres y como estamos entrando en fechas navideñas voy a relatar una serie de historias y leyendas relacionadas con estos menudos personajes.

Primero una aclaración, en Andalucía la palabra duende no se identifica de primera mano con seres mitológicos sino con un arte "que no se pue explicá" como diría Chano Lobato o Mariana Cornejo. Mi abuela también se refería a mi y mis hermano con un refrán que decía: "este shiquillo tiene duende en la barriga" referidos a los niños pequeños que son muy avispados y traviesos.

Como he dicho, los duendes no están muy arraigados en Cadiz y una explicación sea los famosos matuteros y bandidos que campaban a sus anchas por los bosques gaditanos y que provocaron que la gente perdiera el respeto a la oscuridad y lo desconocido.

Sin embargo, haberlos haylos como diría un buen gallego y existen algunos casos realmente interesantes. El primero es de sobra conocido por la mayoría de los gaditanos, es el conocido caso del Callejón del Duende en el Barrio del Populo y una de mis primeras historias en este blog fue dedicada a este bello lugar. Por tanto, solo dejaré esta mención y el que quiera conocer esta historia solo tiene que seguir el enlace siguiente.

Continuamos con los duendes coloraos, no me refiero a la comparsa gaditana del carnaval sino a unos simpáticos, juguetones e inofensivos seres que suelen ir al dormitorio y subirse a la cama para hacer cosquillas a los niños. Solo son visto por los niños mas pequeños de la casa y les gusta la danza y la música. Son originarios de Murcia y en este lugar se les llama Martinicos y según las leyendas recogidas, han sido visto en Cadiz desde principios del siglo XVIII. Visten blusa o bayeta de color rojo y gorros del mismo color.

Otro ser muy curioso son los ratoncillos de bodegas y que son expertos catadores de las bodegas jerezanas y representados hoy en una atracción turística pero desde muy antiguo se creía que eran seres que habitaban las bodegas, por los ruidos y las sombras que provocaban pero hoy se saben que era estos roedores. A continuación dejo este curioso vídeo.

Por ultimo, existe una leyenda de un duende urbano en una casa de Chiclana de la Frontera. Cuenta esta leyenda que toda familia que vive en esta casa se quieren mudar pero por una extraña razón no lo hacen y tienen que sufrir que le desaparezcan objetos, que otras cambien de lugar sin motivo o que se rompan. También los muebles de la casa solían producir movimientos extraños, ruidos sin razón aparente o aparecían arañados como si un animal lo raspara. Por ultimo, la comida aparecía podrida, comida o desmenuzada.
Foto www.Panageo.es

Por la noche se escuchan risitas, grititos y vocecitas murmurando cosas ininteligibles. La leyenda continua que una vez una familia entró en esa casa y a las semanas tuvo que salir. Cargando los muebles en un carro que tenían y tiraron camino adelante, pero cuando llegaron a la casa nueva, dice el padre:
-"Anda, se nos ha olvidado el perol".
Y desde el carro salió un duendecillo y le dijo:
-"Por el perol no preocuparse, que lo he traído yo".
Y era el duende el que le había estado quitando las cosas y les dijo que si no volvían a la casa, les acompañaría en la casa nueva. Esta era la razón por la que nadie dejaba la casa. La familia volvió hasta que todos murieron y la casa ya nunca fue habitada hasta hoy por ninguna familia y terminaría abandonada y en mal estado de conservación.

PUEDES CONTINUAR TU VIAJE CON LOS GNOMOS. Y/O LAS HADAS.

FUENTES: Duendes, Gnomos y Hadas de Jesús Callejo, Wikipedia y www.panageo.com.

Comentarios